¿Por qué marx21.net?

Queremos cambiarlo todo

Y queremos una revolución donde podamos bailar…

  • Basta de conformarse con gestionar el sistema.
  • Basta de clubs de fans de mandatarios… o de estrellas de la TV.
  • Queremos cambiar el mundo… y pensamos que es posible.
  • Queremos organizarnos políticamente para contribuir a ello.
  • Y pensamos que el anticapitalismo puede ser interesante, amigable… y diferente.

¿Por qué marx21.net?

El mundo está en crisis económica, ecológica… y también política. Hace falta, más que nunca, un cambio radical.

Los partidos socialdemócratas —que ya ni tan siquiera fingen que implementarán reformas— hace mucho tiempo que no representan una alternativa al capitalismo.

Los viejos partidos comunistas tampoco lo hacen; durante décadas defendían dictaduras de capitalismo de Estado que ahora son variantes del capitalismo de mercado.

Incluso partidos como Syriza y Podemos que despertaron muchas esperanzas han demostrado tener grandes limitaciones, como demuestra la brutal aplicación de la austeridad por parte de Syriza en Grecia.

Las personas que nos unimos en marx21.net nos inspiramos en otra visión.

Pensamos que las soluciones no llegarán a través de reformas dentro del sistema, ni de la construcción de supuestos “espacios liberados”. Hace falta una revolución socialista desde abajo, donde ha de jugar un papel clave la clase trabajadora, con toda su diversidad.

Nuestra visión del socialismo como un proceso de autoemancipación incluye la liberación de las mujeres y de las personas LGTB+, el antirracismo (especialmente la lucha contra la islamofobia), el internacionalismo, el antiimperialismo, la autodeterminación de los pueblos, la defensa del medio ambiente…

Ser anticapitalista debe implicar la participación activa en movimientos amplios que luchan en estos ámbitos.

Pero cada vez que luchamos, se nos plantean dilemas: ¿Aceptamos unas pequeñas mejoras, o vamos a por todo? ¿Nos fiamos de las instituciones? ¿Rechazamos cualquier tipo de unidad con gente que piensa de manera diferente?…

Así que no basta con desear un cambio. Tenemos que aprender de las luchas del pasado para evitar cometer los mismos errores. El marxismo revolucionario es precisamente una destilación de estas luchas, y por tanto una herramienta de combate, no un juego académico.

Por ello, queremos trabajar como una red de activistas (actualmente muy modesta) que colectivamente se forma, debate y participa en las luchas concretas, defendiendo las ideas marxistas dentro de las mismas.

Si estás de acuerdo con lo que decimos, ¡únete!

A %d blogueros les gusta esto: