Archivo de la categoría: artículos (CAS)

Declaración de la Corriente Socialismo Internacional (IST) sobre el auge racista en Europa

[Castellano] · [Català] · [English] · [عربى]

1. La reunión del Consejo Europeo del 28 de junio marcó un punto de inflexión peligroso en el auge del racismo contra personas migrantes en Europa. Tras la elección de Donald Trump, en noviembre de 2016, la Unión Europea se presentó como un bastión de liberalismo y tolerancia que sobresalía contra el racismo y el machismo del nuevo presidente estadounidense. Sin embargo, la última cumbre vio a la UE abrazar la agenda antimigrante de Trump.

2. Trump causó indignación cuando detuvo y separó a los menores indocumentados de sus padres. Pero la UE ha decidido crear campos de detención —las mal llamadas “plataformas de desembarque”— para familias enteras a lo largo de sus fronteras. Libia, un país dominado por milicias beligerantes depredadoras que a día de hoy trafican, secuestran, torturan y violan a personas migrantes, ha sido escogido para este rol especial. La cumbre dio a los guardacostas libios la exclusividad para “rescatar” embarcaciones de refugiados en el Mediterráneo.

Seguir leyendo Declaración de la Corriente Socialismo Internacional (IST) sobre el auge racista en Europa

Bienvenidos los refugiados en Valencia

Simon Andrewes

Gracias al rescate efectuado por la nave Aquarius en la noche del sábado al domingo son 629 personas que no van a ahogarse en el Mediterráneo: desde 2013 han sido más de 15 mil las personas que no han logrado evitar este destino. Tampoco van a ser devueltas a Libia, donde pueden ser expuestas a altísimos niveles de violencia, todo tipo de torturas, vejaciones y abusos incluidos.

Hay que reconocer que es una locura que estas 629 personas vayan a quedarse en el mar durante tres o cuatro días más, encima de lo que han sufrido hasta ahora, pero es un precio que aceptarán, teniendo en cuenta la alternativa.

También hay que reconocer que traerlas a Valencia no es una solución real al problema de la migración hacia Europa, un problema creado por la política racista e imperialista de la EU. Una política que tiene tres principios: 1. Que refugiados y desplazados no lleguen a las fronteras de la Fortaleza Europa. 2. Que si llegan, no entren. 3. Y que si entran, no se queden, sea por expulsiones o por la creación de un ambiente hostil.

Estas 629 personas rescatadas por el Aquarius han tenido la suerte de poder aprovecharse de un gesto político generoso por parte del nuevo gobierno del PSOE que quiere enseñarnos que “es la izquierda” sin que le cueste demasiado. También se habla de concederles el anhelado “estatus de refugiados”, una suerte extraordinariamente excepcional.

Estas circunstancias excepcionales no van a beneficiar a los demás. Como María del Mar Pageo, presidenta de Cruja Roja en Andalucía, nos recuerda, desde el 1 de junio han llegado a las costas de este territorio unos 1.200 inmigrantes, casi el doble de los que llegan con el Aquarius. A ellos les espera un rápido retorno a sus países de origen si son magrebíes, o el ingreso en un CIE (campo de concentración moderno), si son subsaharianos. De ahí saldrá la mayoría rumbo a su país de origen o con una orden de expulsión que les obligará a vivir de la mendicidad. Poquísimos obtendrán el preciado estatus de refugiado.

Está claro que esto crea un agravio comparativo entre los “afortunados” que vienen a Valencia y los que llegan en patera a las costas andaluzas.

Sin embargo, les damos la bienvenida a estos 629, porque sabemos que negarles esta acogida humanitaria no va a ayudar en absoluto a todos los demás solicitantes de asilo e inmigrantes llamados “irregulares”. Sabiendo también que hay personas sin techo y gente que vive bajo del umbral de la pobreza en Valencia, como en todas partes.

La razón de nuestra solidaridad incondicional con los refugiados del Aquarius es sencilla. La solidaridad es nuestra arma más efectiva contra la clase que nos explota y nos oprime. Dejarnos dividir entre “españoles” y migrantes, “legales e ilegales”, afortunados y desafortunados, etcétera, nos debilita en nuestra propia lucha por una vida digna para todo el mundo. Ponernos al lado de la clase que nos domina es entregarnos eternamente a la continuación de su dominación.

Solución real

Aquí tenemos además la explicación de por qué la solución humanitaria del gobierno PSOE no es una solución real.

Su solución no significa otra cosa que empeñarse en coordinar la política racista e imperialista de la UE. Hay divisiones entre las clases dominantes europeas, pero lo que tienen en común es el deseo de controlar las fronteras terrestres y marítimas según su propio interés. Puede ser que discutan entre sí sobre el grado preciso de control, pero ya se han puesto de acuerdo en triplicar en los próximos años los gastos para fortalecerlo contra el movimiento libre de personas. Sus planes incluyen un cuerpo permanente de 10.000 guardias fronterizos, una mejorada infraestructura apoyada por la última tecnología y equipos de perros rastreadores.

Las clases dominantes gestionan la inmigración según sus propios intereses, y sus intereses no pueden ser los nuestros.

A nosotras y nosotros, no nos sirven las fronteras. Las fronteras nos dividen y debilitan. La coordinación política entre las clases capitalistas europeas hay que enfrentarla con una solidaridad internacionalista que sirva a nuestra causa. La eliminación de las barreras entre la gente llana y últimamente entre las secciones diversas de la clase trabajadora mundial es la única salida de la locura que experimentamos por las injusticias, las violaciones de derechos, y las represiones de la economía global y capitalista.


Simon Andrewes es miembro de Marx21 en Granada

Gaza, Aquarius… solidaridad sin fronteras

Rubén James Vargas

 

Estos días ha llegado la flotilla Rumbo a Gaza al puerto deportivo de Xixón, mientras que València se prepara para recibir al Aquarius con las 629 personas rescatadas.

Rumbo a Gaza

El pasado 12 de junio, llegaron los barcos Freedom (Libertad) y Al Awda (El Retorno) al puerto deportivo de Fomento en la ciudad asturiana de Xixón. Tuvieron un viento muy bueno y llegaron un día antes de lo previsto.

Según cuenta Virginia, una tripulante, la flotilla también cuenta con otros dos barcos que recorren los canales de Europa visitando ciudades del centro del continente. Mientras se queden en Xixón, la tripulación junto a grupos propalestinos locales tendrán reuniones con ayuntamientos y con el Gobierno del Principado. Seguir leyendo Gaza, Aquarius… solidaridad sin fronteras

Cadena humana en Euskal Herria

Almike Telletxea

Este pasado domingo 10 de junio, 175.000 personas formaron una cadena humana de 201,9 km a favor del derecho a decidir, que cruzó gran parte del territorio euskaldun, pasando por 3 de sus principales capitales: Donostia, Bilbao y Vitoria-Gasteiz.

12:00 h de la mañana. Txupinazo de salida. Durante 30 minutos, gente de todas las edades, procedencias e ideologías, se mantuvo unida mostrando su firme voluntad de empoderarse de su futuro como pueblo. Seguir leyendo Cadena humana en Euskal Herria

La masiva protesta fascista en Londres es una advertencia

Sarah Bates

El sábado 9 de junio, alrededor de 15.000 fascistas y racistas ocuparon el centro de Londres para apoyar al ultraderechista Tommy Robinson arrestado el pasado 25 de mayo.

Una contraprotesta de 400 personas convocada por Stand Up To Racism y Unite Against Fascism (UAF) (movimientos hermanos de Unitat Contra el Feixisme i el Racisme) se opuso a la movilización de extrema derecha.

El arresto de Robinson fuera de un tribunal de Leeds el mes pasado se ha convertido en la chispa que ha movilizado a las fuerzas del fascismo británico.

Algunos de los aplausos más fuertes en la manifestación los recibió un discurso del líder de la extrema derecha holandesa, Geert Wilders, y el mensaje de Louis Aliot, diputado del partido fascista Front National y mano derecha de la líder Marine Le Pen. El ex asesor de Donald Trump, Steve Bannon, envió un mensaje de apoyo. Seguir leyendo La masiva protesta fascista en Londres es una advertencia

“¡Que todo Chile se vuelva feminista!”

Nicole Möller González

Desde mayo de este año varias universidades de Chile han sido ocupadas por sus alumnas para protestar contra los casos de acoso y abuso sexual en sus instituciones y en la sociedad. Este artículo explica un movimiento joven que tiene como objetivo “¡que todo Chile se vuelva feminista!”

El 16 de mayo se manifestaron miles de chilenas y chilenos bajo las consignas: “Por una educación no sexista, contra la violencia de género”. Tan sólo en la capital del país, Santiago, se reunieron y manifestaron 150.000 personas. Además, estudiantes de varias universidades (15 en el momento de la marcha) a lo largo del país han llevado a cabo ocupaciones feministas en facultades enteras para protestar contra los casos de abuso y violencia de género en las instituciones educativas.

Las marchas no sólo atrajeron a estudiantes universitarias sino también a estudiantes de educación secundaria. Además gran parte de la población ha demostrado su solidaridad con las demandas feministas de las jóvenes. Seguir leyendo “¡Que todo Chile se vuelva feminista!”

M. Rajoy se ha ido: ¿y ahora qué?

Marx21

[Castellano] · [Català] · [English]

La expulsión del poder de M. Rajoy y del PP es una buena noticia.

Ojalá no hubieran sido la primera fuerza en las últimas elecciones. Ojalá hubieran caído como resultado directo y explícito de una masiva movilización en la calle, o de una huelga general… por no hablar de una revolución socialista… No ha sido así, pero el ambiente político actual, influido por diferentes luchas sociales, ha sido un factor esencial para convertir la condena judicial por corrupción del PP en una moción de censura. Después de todo, la aritmética del Congreso es la misma que hace un año y la corrupción del PP tampoco es una novedad.

Las movilizaciones de mujeres, las protestas por las pensiones, la lucha por el derecho a decidir de Catalunya, las huelgas que siguen dándose… todo esto ha contribuido.  La caída de Rajoy —el Sancho Panza de Aznar, el de los “hilillos de plastilina”, el de la ley mordaza, el de la brutalidad policial del 1 de octubre, el de la corrupción…— es en parte nuestra victoria y debemos celebrarla.

Sin embargo, diferentes sectores del movimiento insisten, por diferentes motivos, en que nada ha cambiado, en que no hay nada que celebrar. Miremos sus argumentos. Seguir leyendo M. Rajoy se ha ido: ¿y ahora qué?