Referéndum de Putin: informe de los socialistas rusos

Tendencia socialista, Rusia

Desde principios de 2020, la clase dominante rusa ha estado promoviendo enmiendas conservadoras a la constitución existente: la consolidación del matrimonio como “la unión de un hombre y una mujer” y la incorporación del concepto de Dios. Pero el mayor cambio real que las autoridades prepararon para nosotros fue el del mandato presidencial para permitir que Vladimir Putin gobernara el país hasta 2036.

Se suponía que la votación tendría lugar el 22 de abril, pero debido a la pandemia se pospuso hasta el 1 de julio. El 3 de julio, la Comisión Electoral Central anunció los resultados finales de la votación: 77,92% a favor con una participación del 67,97%. Ahora las autoridades pueden declarar y declararán que la mayoría de la población apoya los cambios constitucionales y que estos cambios son legítimos.

Pero veamos si éste es realmente el caso.

  1. Un gran número de votantes participó no por propia voluntad, sino porque el régimen utilizó la dependencia económica de las personas para obligarlos a presentarse en los colegios electorales.
  2. La clase dominante desplegó enormes recursos para hacer campaña a favor de las enmiendas, difundir propaganda y movilizar a sus partidarios. Se colgaron pancartas en las calles, y se hicieron buzoneos masivos de propaganda. En el transporte público, en edificios residenciales, a lo largo de las carreteras, en la radio y la televisión, en todas partes se le dijo a la gente que los cambios beneficiarían al país.
  3. El procedimiento de votación no fue transparente: hubo oportunidad de añadir papeletas mientras se “desinfectaban las instalaciones del coronavirus” y durante la “votación desde casa”. Por otro lado, fue imposible tener observadores independientes en los colegios electorales a lo largo de los 7 días durante los cuales tuvo lugar la votación. Además de los casos registrados de inserción de votos falsos, hubo casos de fraude de identidad de votantes.
  4. Los funcionarios locales exigieron que los empleados estatales y los empleados de las grandes empresas enviaran un justificante de su participación.
  5. En la región de Moscú y Nizhny Novgorod también se realizó una votación electrónica, y la información completa se encontraba en los servidores propiedad del Estado, lo que hacía imposible cualquier tipo de control sobre los resultados.

Según algunos expertos estadísticos rusos que han estudiado y comparado estas y anteriores votaciones, es posible decir con confianza que el fraude fue masivo: se podrían haber añadido hasta 22 millones de papeletas.

El fraude masivo se confirma con los resultados de las encuestas independientes realizadas a la salida de los colegios que indican que el 54,89% votó en contra de las enmiendas en Moscú, y el 63,07% votó en contra en Petersburgo.

Ha habido manipulación y fraude, en una medida u otra, en todas las elecciones y votaciones en Rusia. Los oposicionistas aprendieron hace mucho tiempo a descubrir las mentiras de las autoridades, pero esta vez fue especialmente deliberado, y el voto en sí se organizó de una manera que hizo físicamente imposible rastrear todos los fraudes.

Además de un contundente resultado de cara a la opinión pública, la clase dominante de un régimen autoritario necesitaba una gran participación para afirmar que había habido un proceso democrático. Una alta participación también habla de la capacidad del régimen para controlar el comportamiento y garantizar la movilización política en sus propios intereses.

La sociedad en Rusia se divide aproximadamente por igual entre quienes apoyan el rumbo existente del presidente y quienes se oponen a Putin con convicción. Entre los opositores al régimen no había una opinión uniforme sobre cómo resistirse a la estrategia de las autoridades: participando y votando “en contra” o boicoteando el proceso.

Muchas organizaciones de izquierda (como Tendencia Socialista, la Unión de Marxistas, Tendencia Marxista, etc.) eligieron la táctica de un boicot activo de la votación, porque un boicot masivo habría demostrado la desconfianza de la población hacia el gobierno actual y sus instituciones.

socialist-tendency-rusia

Esta táctica, también apoyada por muchas asociaciones no izquierdistas, puede haber sido fructífera: en nueve regiones del país, la participación electoral fue inferior al 50%, lo que habla de la reticencia de la mayoría a participar en tal farsa, y posiblemente entendiendo que un simple voto bajo una dictadura criminal de oligarcas no podría resolver la situación.

¿Qué nos traerán las enmiendas a la constitución rusa de 1993? ¿Qué podemos esperar de esto la ciudadanía común y las fuerzas de izquierdas del país? Casi todos los cambios introducidos ya estaban vigentes de facto antes de ser aprobados, como se detalla en los códigos, leyes y actos reglamentarios pertinentes. El único elemento nuevo es la eliminación del límite al mandato presidencial. El presidente en funciones del país se ha proporcionado una extensión de poder por un mínimo de un mandato más. Pero dada la posibilidad de fraude por parte del aparato burocrático, esto significa posiblemente hasta un máximo de tres mandatos presidenciales. Lo más probable es que esto convierta a Putin en presidente de por vida.

Es completamente posible suponer que, incluso sin estas enmiendas, Putin no habría abandonado el liderazgo, sino que habría ocupado otros puestos de alto nivel ya existentes o se habría creado un puesto especialmente para él. Pero que un presidente existente siga tanto tiempo en el poder beneficia a la clase dominante capitalista en la medida en que sirve para “cimentarlos” y evita que la élite se divida.

A pesar de la derrota formal, las fuerzas socialistas ganamos una experiencia que no tiene precio en la realización de una campaña. Desafortunadamente, esta vez la unidad no fue posible. Los socialistas se dividieron aproximadamente por la mitad: entre los partidarios de “en contra” y los partidarios de un boicot. Sin embargo, hubo cierta unidad dentro de cada bando, lo que en el futuro puede conducir a una acción más decisiva y a un resultado más sólido.

socialist-tendency-rusia-calle.jpg


Tendencia socialista es un grupo que lucha por las mismas ideas que Marx21 en Nizhny Novgorod, Federación de Rusia. Este artículo apareció en sus redes sociales: https://vk.com/@socialtendency-itogi-golosovaniya-lozh-i-naduvatelstvo-i-samogo-nachala

Fuentes:

  1. https://www.rbc.ru/politics/02/07/2020/5efd84cd9a7947f4ee02d0ad
  2. https://www.bbc.com/russian/news-53238574?ocid=wsrussian.social.in-app-messaging.telegram..russiantelegram_.edit
  3. https://www.znak.com/2020-06-29/golos_zayavil_o_massovom_prinuzhdenii_rabotnikov_predpriyatiy_ekaterinburga_k_golosovaniyu
  4. https://meduza.io/feature/2020/06/24/kak-kontrolirovat-yavku-byudzhetnikov-kotorye-dolzhny-progolosovat-za-popravki-dlya-etogo-razrabotana-spetsialnaya-elektronnaya-sistema-rassledovanie-meduzy
  5. https://www.fontanka.ru/2020/03/04/69014839/
  6. https://newdaynews.ru/politics/696126.html
  7. https://tvrain.ru/teleshow/here_and_now/ekspert_rasskazal_o_gigantskih_falsifikatsijah-511769/
  8. https://www.facebook.com/netpopravkam/photos/pb.111906567026804.-2207520000../177702347113892/?type=3&theater

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s