DSIP
Es Ca
Los alcaldes elegidos del HDP en Diyarbakir, Mardin y Van han sido destituidos de sus cargos
El nombramiento de administradores en estos tres municipios, en un momento en que Turquía y Estados Unidos preparan juntos una operación militar para establecer una “zona segura” en Siria, muestra que el Estado no tiene intención alguna de abrir el camino a un intento de solución o a un proceso de diálogo.
Con su intervención el Estado turco envía diversos mensajes al mismo tiempo.
El primer mensaje es que piden cuentas al HDP [Partido Democrático de los Pueblos, de izquierdas y pro-Kurdistán] por haberse opuesto al bloque AKP-MHP [dirigido por Erdogan] durante las recientes elecciones, en vez de “mantenerse neutral”.
Otro mensaje es que el intento de establecer una “zona segura” con Estados Unidos no comporta ningún diálogo, simpatía y cooperación con el PYD [partido kurdo en Siria] ni con ninguna otra organización kurda, y que el Estado no renuncia a su estrategia de ver ésta como una cuestión de supervivencia.
Finalmente, al nombrar a los administradores, han dejado claro que no se permitirán avances kurdos, ni en Siria ni en Turquía.
El acercamiento a la cuestión kurda mediante políticas basadas en conflicto, juicios, cárcel y el nombramiento de administradores debe terminar.
Los alcaldes que fueron elegidos (con un 63% de apoyo en Diyarbakir, un 56% en Mardin y un 53% en Van) hace sólo cuatro meses deben ser restaurados en sus cargos.
El espacio democrático en Turquía ha quedado muy reducido con la entrada en vigor del Sistema de Gobierno Presidencial; ahora el nombramiento de administradores usurpa uno de los pocos derechos democráticos básicos de la gente, el derecho a elegir y ser elegido.
Lo que necesitan las y los trabajadores y las y los pobres en Turquía no es el secuestro de la voluntad del pueblo mediante la política de los administradores, sino el respeto y la mejora de los derechos democráticos. La ingerencia en estos tres municipios, de hecho, es una amenaza contra todos los municipios y contra el derecho al voto. En resumen, apunta contra lo que queda de democracia.
Desde el Partido Socialista Revolucionario de los Trabajadores condenamos este ataque a la democracia. Hacemos un llamamiento a todo el mundo a defender los derechos democráticos.


dsip1mayis2012
Devrimci Sosyalist İşçi Partisi (Partido Socialista Revolucionario de los Trabajadores) es la organización hermana de Marx21 en Turquía