27S: huelga por el clima

Marx21

Es Ca

Necesitamos huelgas para combatir el cambio climático

¿Hasta dónde queremos llegar para evitar una catástrofe climática? Ésta es la pregunta que cada persona trabajadora, socialista y activista debe hacerse ante la amenaza existencial a nuestra supervivencia.

Las movilizaciones del 20 o 27 de septiembre de 2019 (según el país), cuando se propone una huelga climática global, podrían cambiar todo el debate sobre el tema.

Los eventos catastróficos se suceden por todo el mundo, como temperaturas récord, sequías fatales y tormentas mortales. Guadalajara en México sufrió una insólita granizada veraniega que cubrió la ciudad con 1,5 metros de hielo. Unas 200 casas fueron dañadas y la tormenta se llevó docenas de coches. La temperatura antes de la granizada era de unos 30 grados. El gobernador del estado, Enrique Alfaro, dijo: “Y luego nos preguntamos si el cambio climático es real. Estos son fenómenos que nunca se habían visto antes”.

Pero esto no es nada comparado con lo que está por venir.

La temperatura del planeta está aumentando, con lo cual subirá el nivel del mar. Éste podría engullir gran parte de Bangladesh y Vietnam y sumergir completamente a muchos pequeños estados insulares, así como pueblos y ciudades costeras.

Extinciones

Las extinciones de animales continuarán aumentando masivamente, amenazando a la mayoría de la producción de alimentos. Poblaciones enteras de grandes ciudades se verán obligadas a migrar debido a la escasez de alimentos, al aumento del nivel del mar o a otras formas de caos climático.

El organismo científico de las Naciones Unidas sobre el clima, el IPCC, dice que las temperaturas sólo pueden subir un grado más antes de desencadenar el peor escenario. Pero se augura un aumento de 5 grados hasta 2100.

Y el IPCC advirtió que el aumento previsto de dos metros en el nivel del mar global “podría resultar en la pérdida de 1,79 millones de kilómetros cuadrados de tierra, incluyendo regiones clave en la producción de alimentos, y el posible desplazamiento de 187 millones de personas”.

Necesitamos pasar a la acción urgentemente. Ésta no vendrá de los gobiernos, tiene que venir de la gente corriente.

La desesperación creada por el caos climático ha provocado un movimiento inspirador durante el último año. Más de un millón de jóvenes, en todo el mundo, participaron en una huelga escolar por el clima el pasado marzo, exigiendo un futuro. Y las atrevidas acciones de activistas de Extinción Rebelión (XR) señalan la grave amenaza.

Pero con esto no basta: estamos ante una emergencia.

Por eso es tan positivo que los y las huelguistas escolares por el clima exijan que la gente trabajadora se una a ellos: no sólo declarando su solidaridad, sino mediante una acción coordinada. Los viernes 20 y/o 27 de septiembre podríamos ver a millones de trabajadores y estudiantes haciendo una huelga de manera conjunta.

Las protestas en los lugares de trabajo tienen la capacidad de cerrar el grifo de los beneficios de las empresas.

Juntas directivas

Sólo un movimiento realmente masivo, con huelgas laborales, puede comenzar a hacer frente a quienes se sientan en las juntas directivas y en las reuniones de ministros.

Un buen ejemplo de cómo los y las trabajadoras pueden organizarse lo tenemos en la empresa de muebles Wayfair en Estados Unidos. Unos 500 trabajadores/as salieron en protesta tras descubrir que su empresa estaba suministrando materiales para amueblar las jaulas infantiles en los campos de concentración de migrantes en la frontera. Este tipo de espíritu puede transformar la confianza sobre cómo luchar por el planeta.

No basta con mostrar “solidaridad” con la gente joven que protesta en las escuelas. Los y las trabajadoras también tienen que aportar su convicción, organización y coraje.

Hay alrededor de 20 millones de trabajadores en el Estado español. Si una parte de estas personas hiciera huelga el 27 de septiembre, la fecha escogida en el Estado, aumentaría la confianza de la clase trabajadora para movilizarse contra la patronal en general.

Muchas personas fueron a la huelga el 8 de marzo por el día internacional de la mujer; deberíamos hacer lo mismo el 27 de septiembre.

Los y las activistas en cada lugar de trabajo deben empezar a plantear una huelga para proteger el planeta y a cada persona que vive en él.


  • Si te gusto lo que decimos, ponte en contacto.
  • Información internacional sobre la huelga del 20S: Australia  | Gran Bretaña |
  • En una versión inicial de este texto se enfocó en el 20S.

 

Marx21_huelga_clima_27S_CAS.png

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s