La masiva protesta fascista en Londres es una advertencia

Sarah Bates

El sábado 9 de junio, alrededor de 15.000 fascistas y racistas ocuparon el centro de Londres para apoyar al ultraderechista Tommy Robinson arrestado el pasado 25 de mayo.

Una contraprotesta de 400 personas convocada por Stand Up To Racism y Unite Against Fascism (UAF) (movimientos hermanos de Unitat Contra el Feixisme i el Racisme) se opuso a la movilización de extrema derecha.

El arresto de Robinson fuera de un tribunal de Leeds el mes pasado se ha convertido en la chispa que ha movilizado a las fuerzas del fascismo británico.

Algunos de los aplausos más fuertes en la manifestación los recibió un discurso del líder de la extrema derecha holandesa, Geert Wilders, y el mensaje de Louis Aliot, diputado del partido fascista Front National y mano derecha de la líder Marine Le Pen. El ex asesor de Donald Trump, Steve Bannon, envió un mensaje de apoyo.

Tras el almuerzo los manifestantes abandonaron sus pintas para salir de los pubs adyacentes aullando “Oh, Tommy, Tommy”. Algunos gritaban: “Éste no es tu país”, a unos pocos turistas no blancos que estaban de paso.

Los matones convirtieron la calle Whitehall en un mar de Union Jacks, banderas de San Jorge y banderas de la extrema derecha. Se podía ver a militantes de la Liga de Defensa Inglesa (EDL) y de los Demócratas ingleses, la mayoría de ellos ex miembros del partido fascista BNP (British National Party).

El bloque Generation Identity, compuesto en su totalidad por hombres y mujeres jóvenes, causó sensación entre otros manifestantes. Su militancia la integran supremacistas blancos que quieren emular los éxitos de la derecha alternativa estadounidense (alt-right). Y los White Pendragons, grupo que intentó escenificar el ahorcamiento simulado del alcalde de Londres, el laborista Sadiq Khan, se encontraban entre la multitud.

Los fascistas ven la oportunidad para construir un movimiento violento en la calle.

La concentración de “Free Tommy” confirmó que el líder de UKIP, Gerrard Batten, se ha sumado a los fascistas después de la eliminación de su partido en las elecciones municipales. Batten se refirió a la “inmigración masiva” como un “desastre que ha alimentado la islamización”.

Frenesí

“O te sometes o te resistes”, dijo, azuzando a la multitud en un frenesí racista. “¿Te vas a someter?”, preguntó a la multitud; “¡No!”, fue la respuesta. “¿Estás haciendo algo para resistirte?”. “Sí”, fue la respuesta. Y Batten llamó a la gente a “unirse, apoyar y votar a UKIP”.

Otros participantes fueron los militantes del partido de extrema derecha For Britain, cuya líder, Anne Marie Waters, se presenta en una elección local en Lewisham Este. Ella se reunió con el antiguo jefe de campañas electorales del BNP, Eddy Butler, el mes pasado.

En la contramanifestación hubo pancartas de los sindicatos RMT, NEU, CWU y Unison, junto a pancartas del Partido Laborista y del SWP (organización hermana de Marx21).

Los manifestantes pro-Robinson intentaron repetidamente atacar la contraprotesta, antes de meterse en peleas con la policía.

Imelda es miembro del Partido Laborista y trabaja en el NHS (sistema de salud pública) en el norte de Londres. Ella le dijo a Socialist Worker: “No podía simplemente quedarme parada cuando los fascistas marchan por nuestras calles. Es aterrador que esto esté sucediendo en Londres. La gente aquí está acostumbrada a trabajar y vivir con personas de diferentes culturas.”

Muchos ven al Partido Laborista como el elemento clave en la lucha contra el racismo y el fascismo.

Steve Hedley, secretario general adjunto del RMT (sindicato ferroviario), dijo a la multitud que la marcha en defensa de Robinson era “de personas alienadas y abandonadas por los principales partidos”. “Pero desde que Jeremy Corbyn asumió la dirección del Partido Laborista tenemos un partido que se ocupa de las necesidades de las personas de la clase trabajadora”, dijo.

Alex Kenny del ejecutivo nacional del sindicato de educación NEU expresó el apoyo de su sindicato. Dijo que la NEU iba a “estar al lado de cualquier persona que se oponga al racismo”. Kenny también describió un gran desafío y oportunidad para el movimiento antirracista: la oposición a Trump durante su visita a Gran Bretaña en julio.

“Dentro de cuatro semanas, el líder más divisionista vendrá a Londres. Queremos que miles de personas le muestren a Donald Trump que no es bienvenido aquí.” Kenny instó a la multitud: “Vamos a construir un movimiento para abordar las ideas racistas que dividen nuestros lugares de trabajo y nuestras comunidades.”

La concejala laborista de Islington, noreste de Londres, Rakhia Ismail dijo que el tamaño de la protesta por Robinson demuestra que todos debemos tomarnos en serio la tarea de organizarnos contra ellos.

La concentración del sábado es una advertencia para toda la izquierda. Solo unos días después de que los partidarios de Robinson se manifestaran en Leeds, una mezquita y un templo sij sufrieron ataques incendiarios.

Es sumamente importante organizarse con urgencia contra la amenaza fascista.

Michael Bradley de UAF dijo: “Estamos alertando a los sindicatos, la gente antirracista y a la izquierda. Necesitamos un movimiento de masas para hacer retroceder a estas personas. No desaparecerán por sí solas.”

¿Por qué está en prisión?

El fascista Tommy Robinson ha vuelto como una figura central del creciente movimiento callejero racista. Encarcelado por filmar a personas involucradas en un juicio en Leeds la semana pasada, se convirtió en un mártir de la “libertad de expresión” para la extrema derecha.

Robinson estaba tratando de usar un caso de abuso sexual para despertar la islamofobia. Probablemente sabía que sería arrestado por tratar de filmar a los acusados, lo que está prohibido porque podría obstaculizar un juicio justo.

También probablemente sabía que sería encarcelado ya que tenía una sentencia suspendida por una ofensa similar. Es posible que no esperara una condena de 13 meses, pero el plan tuvo el efecto deseado. Concentró a las fuerzas de la extrema derecha racista.

Más de 600.000 personas han firmado una petición exigiendo su liberación.

Robinson no quiere la libertad de expresión. Quiere arrancar la libertad de expresión y los derechos democráticos a la gente musulmana, gente migrada, otras minorías y a la izquierda.

Robinson fue miembro del Partido Nacional Británico (BNP) fascista en la década del 2000, candidato del ultraderechista British Freedom Party, impulsor de Pegida en Reino Unido y fundador de la English Defense League (EDL) en 2009, organización plagada de nazis.

El objetivo de Tommy Robinson es, y siempre lo ha sido, dirigir el racismo contra la gente musulmana.


Buen álbum de fotos de la manifestación, de Steve Easton: https://www.flickr.com/photos/127991958@N06/albums/72157696112899071

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s