Cómo ser John Berger

Artículo escrito especialmente para marx21.net · Versió en català

Manel Barriere Figueroa
@manelbarriere

“Yo quería ser pintor y he llegado a Picasso”. Con esta declaración el artista malagueño daba muestras de una conciencia de sí mismo que tal vez conjugaba soberbia y melancolía a partes iguales. Por un lado saberse en la cumbre del éxito convertido en el genio del arte del siglo XX, por otro, vivir en una torre de marfil lejos del alcance del común de los mortales y de ese incipiente deseo de infancia y juventud. En 2013 se publicó en español un libro de John Berger titulado Fama y soledad de Picasso, un título que expresa de forma elemental esa dualidad aparentemente contradictoria. Sin embargo, la obra original en inglés, así como su versión española de 1990, se titula en realidad Éxito y fracaso de Picasso. Las diferencias entre uno y otro título van más allá de los matices. Seguir leyendo Cómo ser John Berger

Com ser John Berger

Article especialment per a marx21.net · Versión en castellano

Manel Barriere Figueroa
@manelbarriere

“Jo volia ser pintor i he arribat a Picasso”. Amb aquesta declaració l’artista malagueny donava mostres d’una consciència de si mateix que potser conjugava supèrbia i malenconia a parts iguals. D’una banda saber-se al cim de l’èxit convertit en el geni de l’art del segle XX; de l’altra, viure en una torre d’ivori lluny de l’abast dels mortals comuns i d’aquest incipient desig d’infància i joventut. El 2013 es va publicar en castellà un llibre de John Berger titulat Fama y soledad de Picasso, un títol que expressa de manera elemental aquesta dualitat aparentment contradictòria. No obstant això, l’obra original en anglès, així com la seva versió espanyola de 1990, es titula en realitat Èxit i fracàs de Picasso. Les diferències entre un i altre títol van més enllà dels matisos. Seguir leyendo Com ser John Berger

Rusia 1917 / La revolución rusa y su significado hoy

Artículo aparecido en el periódido En Lucha, octubre de 2007.

David Karvala

@davidkarvala

A principios del s.XX, Rusia era un enorme imperio, una cárcel de los pueblos. Hacía siglos que mandaban los zares, monarcas despóticos. En el campo, millones de campesinos vivieron bajo condiciones infrahumanas. Pero a la vez, en las grandes ciudades existían fábricas que sobrepasaban las más grandes y avanzadas de Europa occidental, con decenas de miles de trabajadores industriales.

Existía una oposición política dividida. Los socialrevolucionarios, o “eseristas”, defendían un modelo de socialismo campesino, aunque enfatizaban las acciones individuales de los intelectuales: primero atentando contra los zares y sus ministros, más adelante participando en el parlamento. Existían varias facciones marxistas, más o menos radicales, que intentaban organizar a los trabajadores. Incluso muchos burgueses querían la democracia parlamentaria.

Seguir leyendo Rusia 1917 / La revolución rusa y su significado hoy